Componentes químicos del GHB

0
2065

Conocer los componentes químicos de una droga es la mejor forma de saber qué efectos y sensaciones puede producir en nuestro organismo. En este caso, hablaremos de la composición química del GHB, una droga de moda con gran presencia en las salas de fiestas y conciertos (entre otros lugares de ocio), y que tiene una composición química de lo más interesante.

¿Cuáles son los componentes químicos del GHB?

El ácido gamma-hidroxibutírico es un ácido carboxílico formado por cuatro carbonos con una función de alcohol en el extremo a la función ácido. Aunque existen varias formas de sintetizarlo, la más sencilla es por hidrólisis básica de gamma-butirolactona (GBL).

En el organismo de los mamíferos (se encuentra naturalmente en el sistema nervioso central de todos ellos) se presenta por desaminación a partir del ácido gamma-aminobutírico (GABA), aunque la presencia de GHB a través de esta sintetización es notablemente baja.

El GHB cumple con los criterios para considerarse un neurotransmisor inhibidor de las acciones neuronales, y está estructuralmente relacionado con el ácido graso betahidroxibutírico.

En cuanto a los valores normales de GHB en la sangre, deben ser siempre menores de 4.4 mg/dl. De lo contrario, se asumirá que se está bajo la influencia de la droga, incluso cuando se deba a algún problema de salud que provoque que se libere más gamma-hidroxibutírico en el organismo de lo normal.

Por todo lo anterior, resulta evidente que la denominación “éxtasis líquido” está mal planteada a todos los niveles, puesto que no guarda ninguna relación con la metanfetamina ni con ninguna otra droga que haya podido considerarse éxtasis a lo largo del tiempo.

Por último, mencionar que, derivado de lo anterior, el GHB es incoloro, inodoro y ligeramente salado.

En definitiva, el GHB tiene un único componente químico: él mismo. No se trata de una droga que cuente con varios componentes, sino que es un ácido que ya está presente en el organismo y solo hace falta sintetizarlo para presentarlo como una droga.

No hay comentarios

Dejar respuesta