Efectos del Cannabis: Aclarando conceptos

0
1716

Mitos y verdades se esconden detrás del consumo de cannabis desde hace ya mucho tiempo. Pérdida de memoria, ansiedad, esquizofrenia, tratamiento contra el cáncer… ¿Qué hay de verdad en todos los rumores acerca del consumo de cannabis? Es curioso que muchos profesionales de la medicina aboguen por la legalización de esta sustancia, tan adecuada para el tratamiento de multitud de enfermedades, pero a la vez otros tantos médicos y gobiernos de distintos países la vean inadecuada. Entonces, ¿cuáles son los efectos del cannabis en el organismo? Hablamos sobre el tema a continuación.

Efectos cannabis corto plazo

En primer lugar, es importante aclarar que el cannabis es una sustancia psicotrópica extraída a partir de la planta natural de la marihuana. El componente químico principal del cannabis es el THC o delta-9-tetrahidrocanabinol, un cannabinoide con un gran número de propiedades que tiene efectos a corto plazo sobre nuestro organismo.

Cuando inhalamos el humo del cannabis estamos recibiendo un porcentaje de THC que llega hasta nuestro sistema nervioso central y se extiende por el flujo sanguíneo hasta el cerebro. Este porcentaje dependerá del preparado que estemos consumiendo:

  • En el caso de la marihuana, procedente de la trituración de hojas, flores y tallos secos, recibimos en tor no al 1-5% de THC.
  • En el caso del hachís, elaborado a partir de la resina de las flores de la planta hembra, la cifra llega hasta el 15-50% de THC.
  • En el caso del aceite de hachís, elaborado a partir de la resina de hachís disuelta y concentrada, obtenemos el 25-50% de THC.

Una vez aclarados los porcentajes de THC que llegan a nuestro organismo cuando fumamos cannabis, aclararemos que una vez inhalado el humo los efectos comienzan a percibirse a los pocos minutos y pueden extenderse hasta las 3 horas.

En el caso de que consumamos cannabis masticado, añadido en pasteles o bollería, la proporción de tetrahidrocanabinol que llega al cerebro es inferior y tarda más en hacer efecto. Sin embargo, la intoxicación es más fácil si no se calculan las cantidades adecuadas.

Y entonces, ¿cuáles son los efectos del cannabis a corto plazo?, ¿qué notaré cuando lo consuma? Pues básicamente, los efectos que desarrollan la mayoría de consumidores de cannabis son: sequedad de boca intensa, sensación de euforia, tonalidad rojiza de ojos, dilatación de pupilas en algunos casos, taquicardia, descoordinación, risa incontrolable y  variación de la atención. Pasado un tiempo notarás somnolencia y apetito.

Además, el THC tiene propiedades analgésicas moderadas por lo que si sufres de algún dolor articular o muscular lo verás reducido o incluso ni te acordarás de él una vez consumas el cannabis. Por eso, es una sustancia muy utilizada por personas con afecciones como hernias discales, problemas de espalda y dolores de articulaciones.

Otros efectos del cannabis incluyen alteración visual, fatiga y relajación. Por eso, en contra de lo que muchos medios publican y muchas personas creen, el cannabis es ideal para reducir la agresividad de ciertos individuos.

Por último, confirmaremos que el THC presente en el cannabis permanece en nuestro tejido adiposo durante un mes. Esto quiere decir que ante cualquier test de drogas podremos dar positivo durante el mes posterior al consumo.

Efectos cannabis largo plazo

Algunos expertos en psiquiatría han confirmado los efectos del cannabis en el organismo de jóvenes y adultos y se han preocupado acerca de los problemas de concentración y memoria producidos por el consumo de cannabis. Sin embargo, también han confirmado que ante el abandono del consumo habitual estos efectos desaparecen mientras que otros estudios afirman que permanecen en forma de secuela en algunas áreas cerebrales.

Otro problema del consumo de cannabis que se considera un efecto a largo plazo es la dependencia y adicción. Sin embargo, hemos de decir que el consumo de cannabis sin la adición de tabaco no es para nada una sustancia adictiva para la mayoría de consumidores habituales.

Otros estudios dictan que el consumo de cannabis puede aumentar la probabilidad de sufrir brotes psicóticos pero, cuidado, en personas con la predisposición genética para ello. Además, profesionales de la salud como los que trabajan en la Oficina de Control de Drogas de la Casa Blanca de EE.UU advierten de que fumar marihuana puede producir un 40% más de riesgo de sufrir depresión, alucinaciones y ansiedad. Esto ha sido desmentido por neurocientíficos de la universidad de Buffalo (EE.UU) que han descubierto todo lo contrario: el cannabis puede reducir la depresión y  la ansiedad, además de aliviar dolores crónicos de una forma más saludable que con otros medicamentos convencionales disponibles en el mercado.

En definitiva, los efectos del cannabis sobre el organismo no se han podido contrastar al 100% porque en la mayoría de países está prohibido realizar investigaciones con esta sustancia ilegal. En los pocos países en los que se ha permitido se han descubierto un sin fín de utilizaciones terapéuticas positivas. Entonces, ¿qué está pasando realmente y cuáles son los verdaderos efectos del cannabis?

No hay comentarios

Dejar respuesta