La moda en Silicon Valley de desayunar LSD

0
1117

U.S.A. ilegalizó esta droga psicodélica en mil novecientos sesenta y seis, pero ahora en San Francisco, base del movimiento hippie que tiene aun un museo dedicado al LSD, lo desayunan.

Más información sobre el origen del LSD

Es un movimiento creciente entre los trabajadores más jóvenes de Silicon Valley. Las dosis son pequeñísimas y se toman en ciclos de 4 días, con lo que no tienen efectos psicotrópicos. En cambio, afirman que ayuda a aliviar la ansiedad y mitigar los efectos del insomnio. Es así como el LSD se ha puesto de tendencia para progresar la concentración y lograr mejores desenlaces en las largas jornadas laborales .

Entre los impulsores del movimiento es el veterano doctor James Fadiman, que lleva toda la vida ensayando con el LSD. “La gente que lo hace come mejor, duerme mejor y de forma frecuente vuelven a hacer ejercicio, yoga o bien meditación. Es tal y como si los mensajes pasasen por sus cuerpos con mayor facilidad” explica Fadiman una entrevista con VICE. “Consigues hacer a lo largo de 3 o bien 4 horas labores con las que en general no podrías aguantar 2 horas”.

Conforme avanzan, sus declaraciones adquieren un incierto tono de medicina alternativa: “Una mujer que tenía fuertes dolores menstruales empezó con las microdosis y, cuando el periodo volvió, ya no tenía problemas”. Fadiman tampoco logra especificar qué ocurre en el organismo a fin de que la microdosificación tenga efectos tan positivos: “Podría ser algo en el sistema nervioso, podría ser algo en el tallo del cerebro, podría ser que las mitocondrias mejoran su funcionamiento”.

En dos mil once, Fadiman presentó la microdosificación al gran público por medio de los desenlaces de sus experimentaciones. Desde ese momento, el número de consultas no ha parado de medrar. El sicólogo manda a todos y cada uno de los interesados un breve documento en el que explica de qué manera comenzar a dosificarse el LSD y les solicita que apunten los desenlaces en un diario para asistir en la investigación.

Pese a las promesas, la microdosificación no siempre y en toda circunstancia tiene desenlaces positivos. En un episodio reciente del podcast Reply All, el autor del programa comenta que, mientras que experimentaba con microdosis, sus compañeros de trabajo lo hallaron “maniático y raro”. El LSD es, no obstante, poco a poco más popular —pero siempre y en toda circunstancia en pequeñas dosis.

No hay comentarios

Dejar respuesta