Origen del tabaco

0
2054

El tabaco es una planta herbácea cuyo nombre técnico es nicotinia tabacum y se ha convertido en la droga legal más consumida junto con el alcohol. El hecho de que sea una droga legal no significa que esté libre de efectos secundarios, pero ese es otro tema que trataremos en otro artículo porque hoy vamos a hablar del origen del tabaco, de su historia y evolución.

Origen del tabaco en el mundo

El tabaco es originario de América tropical y no es una droga nueva. Ya 3.000 años antes de Cristo esta planta se había extendido por el Caribe y las poblaciones indígenas de la zona ya la consumían antes de que Cristóbal Colón llegará hasta tierras latinoamericanas.

De hecho, el tabaco ya aparece en los restos del arte precolombina y los españoles que visitaron la zona ya contaban que los nativos americanos fumaban hojas secas de tabaco enrolladas.

Entre los países americanos consumidores de tabaco destacan Brasil, México y las Antillas.

Ese es el verdadero origen del tabaco.

Y es que los mexicanos creían que el tabaco poseía propiedades medicinales y utilizaban esta planta en sus rituales y ceremonias. Era, por así decirlo, una planta que formaba parte de la cultura de las personas residentes en estos países.

Sin embargo, con la invasión europea la cosa cambió. Estas connotaciones culturales desaparecieron y el tabaco comenzó a utilizarse de forma más tradicional, similar a como lo conocemos ahora.

Pero antes de que eso sucediera, la corona española envió a tierras americanas a un médico y botánico español llamado Francisco Hernández de Boncalo. Así es como se inició la primera expedición para el estudio y el análisis del tabaco y de sus propiedades, que tuvo lugar entre los años 1571 y 1577.

Ya a principios del siglo XVI los españoles comenzaron a cultivar tabaco en la isla de Cuba hasta que unos años después pasara a cultivarse en Europa, Japón, Filipinas y África.

Es más, el cultivo del tabaco y las transacciones comerciales realizadas con esta planta fueron reguladas por los gobiernos de todos los países, llegando incluso a crearse monopolios o severos impuestos sobre su producción o consumo.

Con el paso del tiempo se terminaron estableciendo plantaciones de tabaco en países determinados como Brasil, Nueva España (Guadalajara) o Cuba. Pero no solo eran los españoles los que cultivaban y vendían el tabaco, sino que Francia, Portugal e Inglaterra se introdujeron también en el negocio.

Ya en el siglo XIX el mercado del tabaco y su industrialización estaba totalmente difundida. En España, su consumo masivo se hizo popular a partir de los años 50 del siglo XX.

Ahora ya conoces el origen del tabaco, ¿Qué opinas de su historia y evolución en España?

No hay comentarios

Dejar respuesta